Proceso De Trabajo De Equipo Orientar

El filósofo de mujeres Diversidad cultural de la revolución industrial

Eran experimentadas las experiencias para la definición de la temperatura superior, que puede sostener el organismo humano. Resultó que al calentamiento muy gradual nuestro en el aire seco es capaz de sostener el organismo no sólo la temperatura de ebullición del agua (100, pero a veces hasta aún más alto, hasta 160 grados centígrados, como han demostrado los físicos Blagden ingleses y Chentri que pasaban a la experiencia las horas enteras al horno calentado mucho de la panadería. "Es posible cocer los huevos y asar el bistec en el aire del local, en que las personas se quedan sin daño para", - nota en cuanto a esto Tindal.

¿Que se explica tal resistencia? Que el organismo nuestro no acepta en realidad esta temperatura, y conserva la temperatura próxima a normal. Él lucha con el calentamiento por medio de la separación abundante del sudor; la evaporización del sudor absorbe la cantidad considerable de calor de aquella capa del aire, que se acuesta directamente a la piel, y por aquel en la medida suficiente baja su temperatura. Las únicas condiciones necesarias consisten que el cuerpo no toque directamente con la fuente de calor y que el aire sea seco.